Cuadros de Mando (dashboards y scorecards)

Los cuadros de mando ofrecen una visualización intuitiva de los indicadores empresariales para aquellos perfiles de usuarios responsables de monitorizar, controlar y gestionar los procesos de negocio, y pueden ser personalizados para cada área de competencia (finanzas, ventas, marketing, RRHH, TI…)

Los cuadros de mando son herramientas de gestión del rendimiento empresarial (EPM) que se presentan ante los usuarios como una visualización de los indicadores empresariales. Permiten monitorizar, controlar y gestionar los procesos de una organización a través de códigos semafóricos que establecen alertas con las que disponer de una visión completa del rendimiento de la compañía.

Los cuadros de mando de gestión, con sus capacidades de alerta, proporcionan una gran ventaja y muchos beneficios. Los indicadores de cumplimiento, evaluación, eficiencia y eficacia contenidos en ellos ofrecen una visión completa de la organización y su rendimiento, permitiendo comprobar, por ejemplo, si la actividad diaria está alineada con la estrategia corporativa o interpretar lo que está ocurriendo y saber si debemos tomar medidas de mejora.

Según su función se pueden clasificar en:

  • Cuadro de mando operacional: cuadro de mando que nos ayuda en la ejecución de procesos.
  • Cuadro de mando táctico: nos muestra información que ayuda a controlar procesos
  • Cuadro de mando estratégico: consideramos estratégico al cuadro de mando que intervenga en la gestión del proceso para la consecución final de objetivos.

Otro tipo de clasificación es en función de su contenido, en este caso se establecen cuatro categorías:

  • Business Activity Monitoring (BAM): muestra en tiempo real información de carácter operacional y táctico, utiliza los KPI (Key Performance Indicator), están orientados a la monitorización, dan soporte a la toma de decisiones a muy corto plazo y no necesitan de trazabilidad decisional.
  • Dashboarding: se conocen así los cuadros de mando que muestran información sin compararla con objetivos propuestos. Es decir, con ellos únicamente se pueden visualizar los KPI (Key Performance Indicator).
  • Scorecarding: muestran información estratégica y están orientados a mostrar objetivos, por lo tanto, además de ofrecer los indicadores KPI, permiten almacenar en el sistema los KGI (Key Goal Indicador)
  • Balanced Scorecard: constituyen una metodología de gestión estratégica totalmente independiente.

ABAST es uno de los mayores expertos en España en Cuadros de Mando y en el diseño y creación de sistemas de Gestión del Rendimiento.