Oficina de Seguridad

Toda organización tiene una serie de requerimientos de seguridad determinados por las obligaciones que debe cumplir (leyes, normas sectoriales, contratos…) y por los riesgos que debe identificar y abordar. La oficina de seguridad tiene como objetivo principal gestionar la adecuación, implantación, monitorización y mejora de dichos controles de seguridad, así como de las obligaciones y riesgos asociados.
ABAST le ofrece la posibilidad de externalizar una parte o la totalidad de los servicios que debe ofrecer una oficina de seguridad.

La manera adecuada de enfocar la seguridad consiste en identificar primero los requisitos y luego establecer los controles necesarios. Los requisitos de seguridad de cualquier organización vienen determinados por las obligaciones que debe cumplir y los riesgos que debe gestionar. El cumplimiento de estos requerimientos se consigue a través de la definición e implementación de controles de seguridad técnicos, organizativos y procedimentales (políticas, normas, procedimientos…) y del establecimiento de una oficina de seguridad que articule y gestione los diferentes roles, responsabilidades, proyectos y tareas a realizar.

Beneficios de la Oficina de Seguridad

1.  Reducción de riesgos. Minimizar o eliminar los riesgos para el negocio resultantes de la materialización de las amenazas existentes sobre la seguridad de la información.

2.  Ahorro de costes. Racionalización de los recursos en base a la eliminación de inversiones innecesarias o ineficientes debidas a la infra o sobreestimación de los riesgos.

3.  Cumplimiento con la legislación vigente, normas sectoriales, contratos.

4.  Mejora de la competitividad en el mercado. Mejora de la confianza en el negocio entre clientes, proveedores y socios con los que intercambia y/o comparte información.

5. Gestión integral y centralizada de la seguridad.

¿Por qué ABAST?

Porque proponemos una aproximación práctica en función de las necesidades y capacidades de cada empresa. Mientras que la seguridad de la información se ha convertido en un requerimiento para todo negocio, grande o pequeño, las pequeñas empresas operan diferente que las grandes.

Por ejemplo, las pymes no utilizan los mecanismos formales de control existentes en la gran empresa, tales como políticas corporativas, comités de seguimiento o gestores de seguridad con dedicación plena.

Nuestra metodología

Descargue nuetro folleto sobre la oficina de seguridad para conocer más detalles sobre nuestra metodología